Primero debe presentar una demanda de término de arrendamiento por no pago de rentas y ademas solicitar el desahucio del contrato.

Una vez que la demanda es notificada, se cuentan cinco dias hábiles para la audiencia de contestación, conciliación y prueba de la contraparte, etapa en la cual el demandado puede defenderse o buscar la opción de un acuerdo. Se prueba lo que se demanda mediante documentos o testigos.

Finalmente se espera el fallo del juez. Aunque suena simple, quienes han pasado por esta situación con arrendatarios morosos saben lo complejo y desagradable que puede ser recuperar el control sobre su patrimonio.

¿Buscas ayuda para recuperar tu casa o departamento en manos de un arrendatario moroso? Escríbenos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *