De acuerdo al artículo 1489 del Código Civil chileno, en los contratos bilaterales va envuelta la condición resolutoria de no cumplirse por uno de los contratantes lo pactado.

El otro contratante puede pedir a su arbitrio o la resolución o el cumplimiento del contrato, con indemnización de perjuicios. Esto aplica para todos los contratos bilaterales cuando una de las partes no cumple con lo comprometido.

En ese caso, la parte que cumplió tiene dos opciones: pedir que se cumpla forzadamente lo contratado o pedir que el contrato se deshaga, ambas opciones con la debida indemnización de perjuicios.

Este tipo de litigios se tramitan en juicio ordinario.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *